Rochefort roof blast
25 Feb 2018

Acumulación de humo en espacios ocultos = sorpresas mortales

Authors
Bjorn Ulfsson & Terri Casella
Publisher
MSB - The Swedish Civil Contingencies Agency

El reportaje de vídeo anterior es un breve segmento de un reportaje de vídeo más amplio dentro de la serie de vídeos educativos 90 Sekunder de la MSB.

Por Bjorn Ulfsson y Terri Casella

La acumulación de humo en espacios ocultos es una de las situaciones más peligrosas en la lucha contra incendios estructurales. Un ático de grandes dimensiones o un almacén adosado a otros edificios son ejemplos de situaciones en las que una explosión de gas puede acabar con la vida de un bombero sin previo aviso.

La repentina entrada de aire fresco puede reavivar un fuego latente y crear una corriente de retorno, o como en este trágico caso del belga Rochefort: puede servir de preignición para un gran volumen de gases de incendio fríos, provocando la explosión de un ático.

La violencia de una explosión de gas de incendio puede compararse a la de una explosión de vapor de gasolina; la misma fuerza, el mismo desarrollo rápido.

La ventilación táctica desde una distancia segura, la refrigeración de los gases de incendio desde el exterior y, lo que es más importante, el estudio y la planificación previos para ampliar sus propios conocimientos sobre el comportamiento de los gases de incendio en estructuras complejas, son la clave para evitar este tipo de sorpresas mortales y repentinas.

Ninguna boquilla o cantidad de agua puede detener el desarrollo, una vez que la ignición ha comenzado en un volumen de humo premezclado.

Rochefort lifting roof tileCuando los niveles de oxígeno y carbono ya se encuentran en la "mezcla óptima", y la energía del carbono frente al oxígeno es "perfecta", el accionamiento de un interruptor de luz puede bastar a veces para iniciar una reacción en la capa de humo. A menudo, cuando se producen estas situaciones, el fuego inicial se ha extinguido y, por lo tanto, puede "parecer" seguro entrar en el edificio. A veces, ni siquiera hay señales de calor.

La muerte del bombero voluntario Eric Pero (véase el vídeo de arriba) forma parte de una serie de trágicos sucesos ocurridos a mediados de la década de 2000, que llevaron a Bélgica a intensificar su formación en materia de incendios y a destinar una cantidad considerable de dinero a una formación nacional sobre Comportamiento en Incendios para todos los bomberos.

 

Belgium backdraft