Screenshot of a Canadian government page about the WildFireSat program
22 Sep 2023

Canadá crea un nuevo programa de vigilancia por satélite para la detección precoz de incendios forestales

es

Canadá acaba de poner en marcha su propio sistema por satélite, WildFireSat , para la detección precoz y la prevención de incendios forestales.

En un año normal, arden en Canadá unos 2,5 millones de hectáreas de bosque, cifra que se duplicará de aquí a 2050 debido al cambio climático, según las previsiones del Gobierno federal.

Las emisiones de CO2 de los incendios forestales canadienses habían superado las 405 megatoneladas el 10 de septiembre, según una estimación del Servicio Copérnico de Vigilancia de la Atmósfera(Cams) de la Unión Europea.

Esto supone más del doble del anterior récord nacional anual de 138 megatoneladas registrado en 2014.

Este año, la temporada de incendios forestales ha batido todos los récords de superficie quemada, tanto en términos de superficie total quemada como de cantidad de CO2 emitida a la atmósfera. Solo en los Territorios del Noroeste han ardido más de cuatro millones de hectáreas, según el Centro Interinstitucional Canadiense de Incendios Forestales.

En los Territorios del Noroeste, según los datos del Cams, los incendios forestales han liberado hasta ahora más de 110 megatoneladas de carbono en 2023, la mayor cantidad registrada en un solo año.

Para hacer frente al empeoramiento de la situación, la Agencia Espacial Canadiense, el Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, el Servicio Forestal Canadiense y el Centro Canadiense de Cartografía y Observación de la Tierra se han unido para crear un sistema de satélites de vigilancia de incendios forestales diseñado específicamente para su uso en operaciones de gestión de incendios.

Su lanzamiento está previsto para 2029, según un artículo publicado en Cabin Radio.

Cuando se ponga en marcha, este proyecto de 170 millones de dólares permitirá a los bomberos sobre el terreno tomar decisiones casi en tiempo real sobre la lucha contra los incendios forestales basándose en los datos de un conjunto de satélites, según un artículo publicado el 9 de junio en el Toronto Star.

"Aunque algunos instrumentos basados en satélites, como Modis y Viirs de la NASA , ya recogen información sobre incendios forestales, las misiones por satélite existentes no suelen estar adaptadas a la extinción de incendios", explica Colin McFayden, del Centro Forestal de los Grandes Lagos de Recursos Naturales de Canadá.

Según McFayden, los satélites existentes se utilizan sobre todo con fines científicos o para vigilar las condiciones meteorológicas, lo que deja lagunas en la información que necesitan los gestores de incendios.

Por ejemplo, según McFayden, en la actualidad no se dispone de datos satelitales cuando los responsables de la lucha contra incendios más los necesitan, durante el "periodo de máxima actividad", cuando los incendios tienden a ser más activos.

"Eso es sobre las 17.00 hora local, más o menos, dependiendo de dónde se esté en Canadá", dijo.

Según McFayden, el sistema WildFireSat permitirá a los organismos federales recopilar datos en torno al periodo de mayor actividad, así como durante las primeras horas de la mañana, que es cuando suelen ajustar sus planes para el día siguiente. El objetivo es disponer de los datos en menos de media hora, o menos, desde el momento de su recogida.

El gobierno federal canadiense afirma que la información obtenida a través de WildFireSat se utilizará para obtener datos sobre la intensidad y la velocidad de propagación de los incendios. Los datos obtenidos con el nuevo sistema de satélites también pueden ayudar a elaborar previsiones más precisas sobre la calidad del aire y a medir las emisiones de carbono de los incendios.

Josh Johnston, investigador principal del proyecto WildFireSat y científico investigador de incendios forestales del Servicio Forestal Canadiense, afirma que es la primera vez que un país produce un satélite operativo dedicado a la vigilancia de incendios:

"Ha habido misiones científicas, pero sólo han podido realizar una pequeña parte del trabajo. Estamos hablando de un sistema operativo dedicado a apoyar a los gestores de incendios. Nunca se ha hecho", afirma Johnston.

Según el Gobierno canadiense, esta iniciativa mejorará la capacidad de Canadá para gestionar los incendios forestales en el país. Su objetivo es vigilar diariamente desde el espacio todos los incendios forestales activos en Canadá.

 

Un reto exclusivamente canadiense

Según la página de inicio de WildFireSat, el ochenta y ocho por ciento de los 4 millones de km2 de tierras forestales de Canadá se caracteriza por ser bosque boreal, y alberga algunos de los incendios forestales más grandes e intensos del mundo. Cada año, Canadá ve arder unos 7.500 incendios forestales en 2,5 millones de hectáreas de bosque, un territorio aproximadamente la mitad del tamaño de Nueva Escocia.

Se prevé que la superficie forestal quemada por incendios forestales se duplique de aquí a 2050 debido al cambio climático, que está provocando temporadas de incendios más largas, condiciones meteorológicas más extremas y un aumento de las sequías.

Canadá gasta unos 1.000 millones de dólares al año en combatir los incendios forestales. Sin embargo, los costes indirectos pueden ascender a varios miles de millones de dólares al año debido a las pérdidas materiales, los daños a las infraestructuras, los cierres industriales, las evacuaciones, los gastos sanitarios y las pérdidas económicas en diversos sectores, como el turismo, la silvicultura y la energía.

El incendio forestal de Fort McMurray de 2016 fue la catástrofe natural más cara de la historia de Canadá, con un coste total aproximado de 9.000 millones de dólares.

 

(Créditos: Agencia Espacial Canadiense, Recursos Naturales de Canadá, Servicio Forestal Canadiense, Centro Interinstitucional Canadiense de Incendios Forestales, Servicio de Incendios Forestales de BC, Ministerio de Recursos Naturales y Silvicultura de Ontario. Aviation, Forest Fire and Emergency Services, Yukon Wildland Fire Management, Programa Espacial de la Unión Europea (datos de Copernicus Sentinel-2, procesados por Dromadaire Géo-Innovations), NASA Earth Observatory image by Joshua Stevens, using Landsat data from the U.S. Geological Survey, NASA Earth Observatory, Lauren Dauphin y JoshuaStevens, datos VIIRS de NASA EOSDIS/LANCE,GIBS/Worldview, y la Suomi National Polar-orbiting Partnership,, datos Landsat del U.S. Geological Survey, y datos GEOS-5 de la Global Modeling and Assimilation Office en NASA GSFC)