Map of Spain and the Estepona resort town which was evacuated on short notice after a firefightter died on duty wile fighting the fire on Thursday.
11 Sep 2021

Un incendio forestal mata a un bombero en España; 1.000 residentes tienen sólo unos minutos para evacuar el lugar

es

Un bombero murió el jueves en un incendio forestal en el sur de España . Casi 1.000 personas fueron evacuadas con muy poca antelación. El fuego se propagó muy rápidamente debido a los vientos cambiantes y a la gran velocidad del viento.

El incendio forestal comenzó el miércoles por la tarde en Sierra Bermeja, en la provincia de Málaga, y fue creciendo. Los vientos, de hasta 50 kilómetros por hora y de dirección variable, contribuyeron a la rápida propagación del fuego. Unas 940 personas fueron evacuadas con muy poca antelación, principalmente del municipio de Estepona, conocido por ser la zona de paso de los "pájaros de las nieves" jubilados que desean pasar el invierno en un clima más cálido.

Varios testigos presenciales declararon a la televisión pública española que sólo les dieron unos minutos para abandonar el área.

El bombero, de 44 años, murió en acto de servicio mientras luchaba contra el fuego.

Alrededor de 400 bomberos luchaban contra el incendio forestal que se había declarado a última hora del miércoles en las montañas del sur de la provincia de Málaga, según informó la Junta de Andalucía en un comunicado.

"Se pueden imaginar el dolor y la tristeza en su puesto de mando", dijo Carmen Crespo, consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, en una rueda de prensa, añadiendo que el incendio era "muy complicado y muy difícil. Peligroso, muy peligroso".

29 aviones bombarderos de agua también estaban operando en la zona.

Varias carreteras, incluido un tramo de la autopista AP-7, que bordea el Mediterráneo, fueron cerradas a causa de las llamas.

Desde finales de agosto, los incendios forestales han afectado a 74.260 hectáreas en España. Se trata de una cifra supuestamente superior a la media de los últimos 10 años, pero no tan grave como la de 2012, cuando arrasaron 190.000 hectáreas (469.500 acres).

Los datos del Ministerio español de Medio Ambiente muestran que siete de los diez años más calurosos registrados en España se produjeron en los últimos diez años.