The controls for Kodama’s teleoperation systems. | Source: Kodama Systems
21 Feb 2024

Innovación y mitigación de incendios forestales: Robótica de control remoto para ralear bosques: madera almacenada en cámaras subterráneas

Kodama Systems, una nueva empresa de robótica, afirma que los restos del bosque no deberían quemarse, sino almacenarse bajo tierra en una "bóveda de madera" para guardarlos indefinidamente como reserva de carbono.

Los organismos públicos y los propietarios privados se están centrando últimamente en eliminar el material combustible de los bosques para reducir la carga potencial de incendios. También están recurriendo a aclareo forestal que utilizan máquinas para eliminar el exceso de vegetación peligrosa. Su objetivo es mejorar la salud de los bosques y evitar que los incendios se propaguen sin control.

Kodama Systems es una nueva empresa californiana que intenta hacer ese trabajo más eficiente utilizando tecnología robótica de control remoto en equipos forestales comunes. La empresa afirma que puede controlar a distancia cualquier cosa que un operario pueda controlar desde la cabina.

Sin embargo, quizá la idea más radical que promueve la empresa es qué hacer con los escombros una vez talados: Bóvedas subterráneas donde se ralentiza la combustión interna de la madera en descomposición.

El CEO Merritt Jenkins dijo a RobotReport.com, en un artículo del 30 de enero de 2024:

"Con la combustión en pilas, casi todo el carbono almacenado en la biomasa acaba en la atmósfera en forma de emisiones de CO2. En cambio, se puede encerrar ese carbono durante cientos de años... Estamos desarrollando lo que llamamos una "bóveda de madera", que es un método para almacenar ese material bajo tierra durante cientos de años en un almacenamiento seco y anaeróbico."

En el clareo de "árboles enteros", los troncos se venderán en el mejor de los casos como madera aserrada. Es decir, si se encuentran a una distancia económica de un aserradero. Si los troncos tienen imperfecciones, o el árbol es demasiado pequeño, la mayoría de los aserraderos no los aceptarán.

Una segunda opción es llevar el material maderero a una planta de biomasa; sin embargo, a menudo la distancia hasta una de ellas también suele ser demasiado larga para que tenga sentido desde el punto de vista económico.

Según Jenkins, hoy en día la mayor parte de la madera de pequeño diámetro se apila y se quema más o menos en el mismo lugar donde se cortó.

"El clareo de árboles enteros requiere un feller buncher, un skidder, un procesador y una cargadora. La empresa de nueva creación Kodama quiere automatizarlos todos para que los operarios cualificados puedan dedicar más tiempo a trabajos más difíciles y exigentes que el clareo forestal para mitigar los incendios. Fuente: Kodama Systems.