Photo: Paul Grimwood, EuroFirefighter.com
28 Mar 2018

Incendios con ventilación insuficiente - Un entorno de lucha contra incendios más peligroso

Vídeo: (Arriba) Una estrategia de seguridad vital, denominada VEIS - Vent-Enter-Isolate-Search - puede adaptarse tanto a los cuerpos de bomberos bien dotados como a los que cuentan con personal limitado. Si VEIS se despliega eficazmente, esta estrategia tiene un beneficio de riesgo medio/rendimiento alto.

En los incendios de compartimentos, el periodo de transición entre un incendio controlado por combustible y un incendio controlado por ventilación suele definirse como "flashover". Un incendio con ventilación insuficiente puede definirse como aquel en el que el desarrollo del fuego se ha visto frenado por la falta de suministro de aire y se ha formado una acumulación de gases altamente inflamables dentro de un compartimento de incendio cerrado.

 

Paul GrimwoodDel libro EuroFirefighter 2: Fire Engineer's Manual, del legendario bombero británico Paul Grimwood. El libro, que puede solicitarse a través de este El libro, que puede solicitarse a través de esteenlace, también está dirigido a ingenieros de bomberos, arquitectos, responsables de control de edificios y estudiantes que busquen información sobre accesos para bomberos, sistemas de control de humos y dinámica práctica de incendios. Los derechos de autor se donarán a la Fundación Fundación Katie Piper Burns.

En francés AQUÍ

In English HERE

 

LEA MÁS sobre Comportamiento del Fuego en CTIF.org aquí

Losriesgos asociados a los incendios en edificios poco ventilados van en aumento, ya que las cargas de fuego que incorporan un mayor contenido de hidrocarburos (plásticos) se combinan con la construcción moderna de bajo consumo energético para crear entornos de trabajo excepcionalmente peligrosos para los bomberos.

Esun hecho que las pérdidas de vidas de bomberos en el Reino Unido casi se han duplicado desde 2005 en relación con el número de incendios de edificios, y la relación entre los incendios con ventilación insuficiente y la ventilación táctica por parte de los bomberos exige mucha más atención, si se quieren reducir estas pérdidas de vidas.

 

  • Incendiocontrolado por combustible - mucho aire disponible
  • Incendio controlado porventilación - aire disponible limitado
  • Incendio con ventilacióninsuficiente (sin ventilación ) - aire disponible casi nulo

 

¿Por qué ventilar?

En todos los incendios, la posición por defecto debe ser empezar por controlar inmediatamente las vías de flujo de aire, siempre que sea posible. Esto significa que las puertas de acceso abiertas deben cerrarse parcialmente para evitar que el aire entre y alimente el fuego, mientras preparamos nuestro despliegue con mangueras cargadas. En 1987, la estrategia de ventilación táctica de Paul Grimwood se propuso como un compromiso entre los enfoques de ventilación de EE.UU. y del Reino Unido y se definió de la siguiente manera:

La ventilación táctica es la contención o ventilación La ventilación táctica es la acción de contención o de ventilación de los bomberos, utilizada para tomar el control desde el principio del régimen de combustión de un incendio, en un esfuerzo por obtener una ventaja táctica durante las operaciones de extinción de incendios estructurales interiores".

Dicho enfoque reconocía que había claros beneficios en algunos casos de crear tácticamente aperturas en el edificio incendiado, pero en muchas más situaciones existía el peligro de que al crear dichas aperturas sin un objetivo, sin precisión y sin tiempo, la situación para los ocupantes del edificio pudiera empeorar. Esto era especialmente evidente cuando los bomberos ocupaban el edificio.

Ser capaz de entender cuándo, dónde, por qué y cómo ventilar los edificios en caso de incendio exige conciencia y conocimiento de la dinámica práctica de los incendios. También requiere información en el lugar de los hechos sobre dónde se encuentra el incendio y dónde pueden estar los ocupantes y los bomberos. Requiere una comprensión de las trayectorias de flujo (anteriormente denominadas "vías de aire" en el Reino Unido).

En EuroFirefighter-1 (2008), en la página 78, repetí una orientación fundamental que ha precedido a la investigación de las trayectorias de flujo en varias décadas. Se trata de una regla básica sobre el terreno que muchos parecen olvidar. No ventile en situaciones que sitúen a los equipos interiores entre el fuego y la abertura de ventilación que está creando". Por ejemplo, si el personal está luchando contra un incendio en un sótano, cualquier abertura que pueda hacer detrás y encima de ellos para aliviar el humo puede provocar literalmente que la nueva vía de flujo creada "tire" del intenso humo caliente o en llamas directamente hacia ellos.

 

Muertes de bomberos en casos de flujo de humo

Una revisión de los informes de muertes de bomberos en el Reino Unido y EE.UU. en los últimos 15 años demuestra varios incidentes en los que los bomberos perdieron la vida, como resultado de estar situados entre el fuego y la salida de ventilación que se creó, o en ocasiones - donde la salida creada estaba en un punto más alto que la ubicación de los bomberos (atrayendo el fuego hacia ellos).

En ocasiones puede haber habido inversiones de flujo al equilibrarse los diferenciales de presión interior cuando los orificios de salida eran demasiado pequeños. En otras situaciones, la ventilación de los edificios por parte de los bomberos hizo que el fuego se intensificara hasta un punto en el que las condiciones se hicieron insostenibles para los bomberos, lo que provocó efectos térmicos en el cuerpo que hicieron que los bomberos tomaran malas decisiones al intentar salir del edificio, perdiéndose y quedando atrapados en el proceso.

En el Reino Unido hubo tres incendios mortales en los que se produjeron acciones tácticas de ventilación, situando a los bomberos entre el fuego y la ventilación de salida. Hubo otros incidentes mortales en los que las acciones tácticas de ventilación provocaron la intensificación del fuego hasta un punto en el que los bomberos se desorientaron y quedaron atrapados.

En los EE.UU. se han producido varios incidentes en los que los bomberos se desplegaron desde el lado de sotavento del edificio incendiado, lo que provocó que un incendio impulsado por el viento los atrapara y matara mientras las ventanas del otro lado del edificio fallaban por el calor. En otras situaciones, los bomberos se desplegaron desde la parte frontal en el nivel superior de un edificio de dos niveles, provocando que las trayectorias de flujo desfavorables condujeran el fuego justo a su ubicación.

En cada uno de estos casos, los bomberos se vieron sorprendidos por la inversión de la trayectoria del flujo, lo que provocó que el fuego se dirigiera de nuevo hacia su punto de entrada y causó niveles insostenibles a través de las acciones de ventilación.

 

¿Cuándo es beneficioso ventilar tácticamente un incendio?

En algunos cuerpos de bomberos de grandes ciudades bien equipados, con una dotación de personal adecuada o elevada, un procedimiento planificado de antemano para la ventilación vertical de edificios incendiados bajo protocolos estrictos puede ser beneficioso en determinados tipos de edificios. La ventilación de tejados por escotillas, trampillas o puertas puede ser muy útil una vez controlado el incendio.

La estrategia de realizar cortes en el tejado con sierras mecánicas es una operación de alto riesgo que puede aumentar la pérdida de vidas de los bomberos en lugar de evitarla y exige bomberos muy experimentados y un buen conocimiento de la construcción de tejados. La probabilidad de que los tejados más antiguos hayan sido reconfigurados y remodelados a lo largo de décadas hace que las operaciones en los tejados sean aún más peligrosas.

La ventilación horizontal es una estrategia al alcance incluso de las dotaciones de bomberos más limitadas, pero una vez más, es esencial conocer la dinámica práctica de los incendios y contar con bomberos con experiencia en la calle. Antes de crear aberturas horizontales, el comandante o bombero debe tener muy presentes las siguientes consideraciones:

 

  • Tener un objetivo claro en mente
  • Estar actuando bajo una directiva clara
  • Saber dónde está el incendio y dónde se encuentran los bomberos
  • Saber hacia dónde se dirige el viento y cómo puede afectar a las aperturas.
  • Un viento que viene de atrás y se dirige hacia una puerta de entrada abierta es como un flujo de aire PPV - ¿necesitamos hacer una salida o cerrar la puerta?
  • Sólo ventile teniendo en cuenta la orientación y los comentarios de TODOS los equipos de bomberos interiores.
  • Considere cualquier impacto probable en la intensificación del fuego y cómo esto puede afectar a los bomberos y ocupantes que puedan estar dentro en varios lugares
  • Considere si el agua se está aplicando eficazmente al fuego
  • Alinee los orificios de entrada y salida, asegurándose de que, en general, el orificio de salida es mayor o igual que el de entrada, y de que los orificios de salida están más altos que los de entrada.
  • Y lo que esmás importante, no ventile si puede haber bomberos entre el fuego y la ventilación que va a realizar.
  • Tenga en cuenta la densidad de la carga de fuego y el acceso a la misma con fines de extinción: una carga de fuego muy densa puede arder más ferozmente si le llega más aire.
  • Comunique a todos los sectores lo que está a punto de ocurrir en cuanto a la ubicación del respiradero

 

A través de una serie de artículos publicados a finales de los años 80, Paul Grimwood abogó por una revisión de las tácticas de ventilación en el Reino Unido, lo que dio lugar a un informe patrocinado por el gobierno y redactado por Adrian Hay (1994) en el que se analizaba la ventilación por parte de los bomberos. En este informe, el autor introdujo el término de Grimwood "ventilación táctica", pero no definió el término correctamente y omitió hablar de tácticas de aislamiento del fuego y de control del flujo de aire que alimenta el fuego (Grimwood 1987). Llegó a la conclusión de que un enfoque estadounidense de la ventilación de edificios en caso de incendio por parte de los bomberos del Reino Unido podría ser beneficioso, pero que esto sería objeto de más investigación. Paul Grimwood pidió cautela en la entrevista que le hizo Adrian Hay en 1994 y que se recoge en el documento de la siguiente manera:

 

  • "El Sr. Grimwood empezó destacando las diferencias fundamentales entre los planteamientos de EE.UU. y el Reino Unido en materia de lucha contra incendios. Según su experiencia, los bomberos estadounidenses están, tanto en las tácticas que emplean como en su actitud mental, más comprometidos práctica y psicológicamente con la lucha contra incendios agresiva que sus homólogos británicos. No obstante, advirtió que este enfoque tiene tanto ventajas como inconvenientes. Resumió la diferencia fundamental de estrategia explicando que los cuerpos de bomberos estadounidenses están organizados en un sistema de equipo para ir en busca de problemas en las primeras fases de un incendio [proactivo], mientras que los bomberos británicos reaccionan a los problemas cuando se producen [reactivo]. En cuanto a la ventilación táctica, opina que los bomberos estadounidenses tienden a ventilar en exceso, es decir, que a veces ventilan estructuras innecesariamente simplemente porque es una práctica habitual (esta afirmación fue refutada rotundamente por los bomberos estadounidenses contactados durante el transcurso de esta investigación). Sin embargo, también cree que los bomberos británicos tienden a ventilar por debajo de lo necesario, en el extremo opuesto. No recuerda ningún incendio en el que los bomberos británicos utilizaran la ventilación como táctica inicial, pero puede citar muchos ejemplos en los que no ventilar en absoluto ha provocado daños innecesarios e incluso la pérdida total del edificio. Sugiere que el equilibrio correcto en las tácticas se encuentra en algún punto entre los dos extremos. El Sr. Grimwood destacó cuatro requisitos esenciales Cualquier intento de ventilar un edificio debe coordinarse con el ataque interior, lo que requiere una buena comunicación entre los distintos equipos y el oficial al mando. Las aperturas en la estructura del edificio deben realizarse con precisión para garantizar que no provoquen la propagación del fuego. Es necesario anticiparse a los efectos de la ventilación para poder prepararse para todos los resultados y cubrir los riesgos. Se debatieron los niveles de dotación y las diferencias de equipamiento entre los cuerpos de bomberos de EE.UU. y del Reino Unido. El Sr. Grimwood observó que los niveles de dotación en EE.UU. eran generalmente superiores a los del Reino Unido y que habría que considerar la posibilidad de aumentar el número de bomberos presentes si se opta por la ventilación en el Reino Unido. Para terminar, el Sr. Grimwood llamó la atención sobre la táctica del ataque con niebla, que cree firmemente que es la táctica de extinción de incendios del futuro. Se pregunta si los bomberos británicos deberían introducirse en la ventilación antes de conocer mejor las ventajas del ataque ofensivo con niebla. Señaló que esta última táctica sería más fácil de introducir y que funcionaba eficazmente en salas ventiladas. En resumen, el Sr. Grimwood hizo una contribución muy útil a los aspectos prácticos de las operaciones de ventilación y a las importantes diferencias entre los servicios de bomberos del Reino Unido y de Estados Unidos. Su libro contiene una serie de casos prácticos que ayudan a comprender las ventajas e inconvenientes de la ventilación".

 

Adrian Hay 1994

Reglas de oro de la ventilación táctica

 

  1. Partir de una posición predeterminada de cierre de la estructura y cierre de los puntos de acceso hasta que se esté listo para el despliegue.
  2. Cada puerta es un punto de ventilación Considere si al cerrar la puerta de entrada, el crecimiento y la intensificación del fuego cesarán o se reducirán drásticamente
  3. Nunca cree una abertura que pueda situar a los bomberos entre el fuego y la abertura de ventilación, o que provoque que el flujo se invierta en su dirección.
  4. Nunca ventile en el lado de barlovento del edificio, donde los bomberos u ocupantes puedan estar en el lado de sotavento.
  5. Por lo general, la salida del conducto de ventilación debe ser igual o mayor que la entrada.
  6. Si se ventila un edificio que contiene una carga de fuego densa, comprenda que las temperaturas pueden llegar a ser insostenibles para los bomberos, que no podrán mantener un ataque interior durante un período de tiempo razonable.
  7. Considere el ataque con presión positiva (PPA) antes de entrar y tómese 30-60 segundos para ver los efectos sobre el fuego y el humo

 

Ventilar-Entrar-Aislar-Buscar (VEIS)

Una estrategia de seguridad vital, denominada VEIS, puede adaptarse tanto a los cuerpos de bomberos bien dotados como a los que cuentan con personal limitado. En situaciones de atrapamiento conocido, probable o confirmado de ocupantes en una habitación de fácil acceso desde el exterior, una operación VEIS debe abarcar las siguientes acciones, incluso en situaciones previas a que se produzca el ataque del fuego:

 

  • Cerrar todas las puertas de acceso al edificio para ralentizar el desarrollo del incendio
  • Localice la habitación objetivo y coloque una escalera para acceder a ella
  • Palpe la ventana en busca de calor y observe la presencia de humo o depósitos aceitosos en el cristal, lo que denota un alto nivel de calor dentro de la habitación y la formación de una vía de flujo poco ventilada - considere primero otras opciones
  • Si está cerrada, cree una abertura lo suficientemente grande para que un bombero pueda entrar en la habitación lo más rápido posible
  • Utilizar brevemente un escáner de imagen térmica antes de entrar en la sala y, a continuación, entregarlo al segundo bombero a la cabeza de la escalera.
  • Al entrar en la habitación para buscar, la prioridad es cerrar la puerta de la habitación para obtener protección, incluso antes de intentar extraer a una persona de la habitación.
  • Considere la posibilidad de llevar una cuerda de 5 metros a la habitación desde la cabeza de la escalera, para ayudar a localizar la ventana en caso de humo denso.
  • Si el fuego está dentro de la propia habitación, considere la posibilidad de llevar una manguera hasta esta abertura o aplique agua de forma transitoria.
  • El segundo bombero debe situarse a la cabeza de la escalera para ayudar en caso necesario.
  • No busque más allá de la habitación objetivo ni entre en el pasillo, pero repita el VEIS desde el exterior para otras habitaciones si es necesario.
  • Antes de cerrar la puerta de la habitación para aislar el fuego, mire brevemente más allá y hacia el pasillo para ver si hay personas que puedan estar en el suelo.

 

AQUÍ hay un vídeo útil de VEIS en acción

Si el VEIS se despliega de forma eficaz, esta estrategia tiene un beneficio de riesgo medio/rendimiento alto - considere los incendios a los que ha asistido en los que esta estrategia podría haber proporcionado un mejor resultado para los ocupantes.

La aplicación del VEIS exige mucho cuidado y a menudo se considera una estrategia de "último recurso". En efecto, el bombero de entrada puede estar colocándose directamente en el punto de salida de una vía de flujo peligrosa. Considere primero todas las demás opciones. Puede ser más seguro y eficaz utilizar uno de los siguientes métodos antes de recurrir al VEIS:

1. 1. Atacar el incendio en primer lugar: esto puede salvar más vidas, incluso si se trabaja desde el exterior o se utiliza agua (o CAFS) del suministro de la cisterna.

2. Aislar el fuego al entrar en el nivel de la planta baja cerrando las puertas, o situando una línea de manguera de apoyo para proteger la salida (en la escalera) antes de buscar más allá o por encima del compartimento del incendio.

3. Coordine la búsqueda y la extinción al unísono, si el personal es suficiente.

Paul Grimwood 2017