Guidlines for first response to a CBRN incident
18 Oct 2017

Directrices para la primera respuesta a un incidente QBRN

Las consecuencias de las emergencias químicas, biológicas, radiológicas y nucleares (QBRN) pueden estirar al máximo las capacidades nacionales.

La primera respuesta sigue siendo una responsabilidad nacional, por lo que es esencial que las naciones aprovechen sus recursos para responder y mitigar las consecuencias de las emergencias que afectan a las vidas, los bienes y el medio ambiente. Debido a la naturaleza de los incidentes QBRN, en particular a sus efectos transnacionales, es necesaria la cooperación entre las naciones del Consejo de Asociación Euroatlántico (CAEA). El desarrollo y la adopción
de directrices no vinculantes y normas mínimas facilita y mejora las respuestas nacionales y la asistencia mutua.

Las Directrices No Vinculantes y Estándares Mínimos para Primeros Intervinientes QBRN (NBG/ MS), desarrolladas por el Grupo de Protección Civil de la OTAN, son un "paquete" de herramientas dirigidas a los primeros intervinientes para apoyar la planificación e implementación de la respuesta ante incidentes QBRN.

El objetivo de las directrices de respuesta es establecer pautas de procedimiento para los planificadores estratégicos, operativos y tácticos responsables de la preparación y respuesta QBRN.

Las directrices de respuesta proporcionan genéricas sobre procedimientos, capacidades y equipos necesarios para llevar a cabo una respuesta eficaz. Están concebidas para mejorar la interoperabilidad multiinstitucional en la primera respuesta a un incidente QBRN y orientar sobre cuándo puede ser necesaria la asistencia regional, nacional o internacional.

Este manual del Grupo de Protección Civil de Planificación de Emergencias Civiles de la OTAN puede descargarse a continuación en formato PDF en inglés, francés o ruso.

a HazMat tent and first reposnders in full HazMat protective suits.